Hacia nuestra transformación a través de las experiencias interiores en el corazón y los estudios sobre la consciencia

 

Ciencia y Espiritualidad


La ciencia no es totalmente diferente de la espiritualidad en tanto y en cuanto ambas quieren descubrir la naturaleza de la vida. Sin embargo, es el cómo lo abordan lo que las diferencia, y cuando descubren y entienden esto pueden trabajar juntas para establecer un entendimiento más completo.


A Tina le gusta usar el ejemplo de la fresa. Puedes pesarla, medirla, encontrar su composición química, diseccionarla y describirla -estudiarla en relación con otras frutas, dirigir experimentos para averiguar su valor nutricional y medicinal, y así obtener la sabiduría de su singularidad. Esto es principalmente lo que hacen los científicos..


Sin embargo hasta que no te la llevas a la boca, y delicamente la aplastas entre tus dientes y la vas moviendo alrededor con tu lengua, realmente no tienes ni  idea de cómo sabe una fresa. Esto es experimentar la fresa. Es muy personal, aunque asumimos que compartimos la misma experiencia con otros. Es cierto compartimos una experiencia, pero es el contenido de la experiencia lo que puede variar. Ésta es una experiencia interior o espiritual y podemos entender que para conocer la verdadera “naturaleza de la fresa”, necesitamos tanto la investigación científica como la investigación interior de su naturaleza.


Los yoguis siempre se han interesado por la “naturaleza de la vida”. Sin embargo decidieron explorarla desde el interior, más que desde el ejemplo dado más arriba. Pero en vez de investigar la naturaleza de la fresa, decidieron investigar y buscar la naturaleza de la vida misma y qué mejor manera que contemplar el “ser” o el “alma”. Así que a menudo con los ojos cerrados, volcaban su mirada hacia dentro y percibían lo que pasaba. ates.


Para cualquiera que haya intentado hacer esto, se habrá dado cuenta de que no es una tarea fácil. Para empezar, puede que uno observe cómo los pensamientos parecen ser muy predominantes o cómo puede verse continuamente distraído por dolores o incomodidades del cuerpo. Así que para ayudar en esta tarea, los yoguis desarrollaron métodos que llevan a la meditación. Estos métodos no son por sí mismos meditación – pero en verdad ayudan a producir diferentes experiencias y estados interiores.


El método que usa Tina se llama Arka Dhyana (una forma de meditación intuitiva y sutil). Ha sido desarrollada por Srinivas Arka a través de años de paciente exploración interior, experiencia y de compartirla con otros. Abarca la respiración, el tacto y un sonido vibratorio. 



El cuerpo es la morada de la vida. Éramos bebes y ahora somos grandes -y no lo hemos hecho con nuestras mentes. Puedes decir que es sólo ADN pero un cuerpo muerto también tiene ADN- entonces ciertamente hay algo más en nosotros que ADN. Podemos llamarlo “fuerza vital” y la compartimos con todos los seres vivos. Así que al meditar en el cuerpo, estamos meditando en “ésa” y es a través de la naturaleza de “ésa” por la que poco a poco nos hacemos conscientes de nuestra naturaleza más profunda. 




 

“El simple conocimiento no trae consigo la total realización del Ser.

Es necesario que venga acompañado por experiencias intuitivas más profundas.”  

  Srinivas Arka